¿Eres nuevo en Liderazgo y Empresa?
Regístrate ya gratuitamente haciendo click aquí

Entrevista a Isabel Sousa


Escrito por Barbara Pons el 03 de Junio del 2012

0 Comentarios Comentarios

La presente, es la primera de una serie de entrevistas que, Liderazgoyempresa.com, está realizando sobre el tema del coaching empresarial a expertos en procesos de desarrollo. En el contexto de esta iniciativa, Liderazgoyempresa.com, se adentra en la comprensión del coaching a mujeres empresarias por mujeres coaches, en un esfuerzo, por sacar a la luz, un aspecto creciente de la realidad empresarial de la mano de Dña. Isabel Sousa. Isabel Sousa es Socia-Fundadora de la Empresa Con-Fluir, Coaching y Procesos de Desarrollo, en la que actúa como Coach Personal y Ejecutivo y Experta en Inteligencia Emocional, Programación Neurolingüística y Técnicas de Relajación

 Isabel es Licenciada en Ciencias Económicas (UCM) y MBA (Boston College). Se ha formado a nivel internacional con los más reputados maestros del Coaching como John Whitmore, Robert Drills, Anthony Robbins, entre otros. Tras 18 años en puestos ejecutivos en empresas multinacionales, encontró su verdadera vocación en el Coaching.En los últimos 5 años ha colaborado con clientes  como Telefónica, Grupo Globalia, El Corte Inglés, Clínica Ruber, Sacyl, Nielsen & Partners, Instituto Enseñanzas Aplicadas, Universidad Camilo José Cela, Universidad Europea de Madrid, Universidad de Salamanca.

 Isabel, complementa su actividad de coach con la de ser coordinadora y profesora del Título de Experto en Coaching de la Universidad de Salamanca, conferenciante y articulista en temas relacionados con el Coaching.

  ENTREVISTA a Dña. ISABEL SOUSA

(P = Pregunta de L&E    IS =Respuesta de  ISABEL SOUSA)  

  P: ¿Qué es para usted el Coaching?

IS: Yo lo defino como un proceso de entrenamiento personal a nivel mental, emocional y de habilidades que te permite realizar cambios para conseguir tus metas    

  P: ¿Existe un coaching específico para mujeres empresarias? 

IS:  Podríamos decir que sí al tratarse de un colectivo que tiene en común distintas metas y para conseguirlas se enfrentan a dificultades similares.  Sin embargo, en Coaching decimos que cada persona es un mundo, ya que frente a un mismo hecho, podemos tener tantas formas de interpretarlo y actuar como seres humanos existen.          

 

P: ¿El recurrir a los servicios de un coach, suscita, según usted, reacciones distintas, entre los empresarios que entre empresarias?  

IS:  Quizás ambos vienen al Coaching con metas similares, pero difieren en los aspectos a trabajar para llegar a las mismas.          

 

P: ¿Qué importancia tiene el potenciar la inteligencia emocional vs el cociente intelectual, entre los directivos(as) y empresarios (as) ?

 IS:  Según estudios realizados, la inteligencia emocional influye en un 85% en el éxito de las decisiones tomadas por los directivos.  Por muy inteligente (racionalmente) que sea un/a profesional, le será muy difícil llevar a cabo sus objetivos si no se apoya en un equipo.  Para involucrarles en su proyecto, necesitará entender sus motivaciones, sus ambiciones, sus capacidades, etc…Dicen que un/a líder llega antes por el corazón que por la razón y para ello es básico el desarrollo de la inteligencia emocional.  En realidad, una buena combinación entre ambas inteligencias es la garantía de éxito en todas las facetas de la vida.  Dado que hasta ahora sólo hemos trabajado en la inteligencia racional, tendremos que esforzarnos un poco más en entrenar la emocional.          

 

P: ¿En que medida el coaching a las mujeres directivas/empresarias, permite desarrollar sus dotes de liderazgo?

 IS:  En la medida de que a través del Coaching las mujeres son capaces de tomar conciencia de que está bien ejercer un liderazgo propio, adaptado a sus características personales, pudiendo ser ellas mismas. Muchas ejecutivas quieren “imitar” el tipo de liderazgo ejercido por hombres y caen en los que se ha llamado el “síndrome del impostor”, lo cual, al final, limita poner en juego todo su potencial.        

 

P: ¿Hasta que punto, la consecución del rendimiento máximo de la persona, a través del coaching, podría alcanzarse también, a través de, modalidades funcionales de actuación que permiten un control individual de la gestión empresarial?

 IS:  La ventaja del Coaching frente a otras formas de actuación es que contempla a la persona desde un punto de vista amplio, no sólo profesional y ello permite tocar claves que desde otras perspectivas son difíciles de llegar. En muchas ocasiones, son aspectos emocionales o patrones de pensamiento lo que dificultan obtener resultados. El Coaching permite trabajarlos mientras que otras disciplinas no.            

 

P: ¿En que modo, el coaching, ayuda a directivos y empresarios, a reinventarse como personas y como empresarios, facilitando su adaptación al cambio?  

IS:   Si algo caracteriza al Coaching es que trabaja fundamentalmente sobre el cambio.  Podemos decir que si no hay cambio en la persona, no hay Coaching.  Los coaches conocemos la resistencia innata que los hombres tenemos a cambiar, por ello, nuestra misión principal es facilitar el salir de nuestra zona de confort, apoyar al profesional para que haga lo que hasta ahora le parecía difícil y persista en estos nuevos comportamientos hasta convertirlos en hábitos.  Para reinventarse los empresarios necesitan tomar conciencia de que, máxime en los tiempos que vivimos, no existe el “virgencita que me quede como estoy”.  El mundo está cambiando y el que se quede estancado en el pasado, difícilmente estará en el futuro.            

 

P: ¿Cuáles son, según usted, las cualidades que ha de tener un buen coach?  

IS:  Saber escuchar al cliente, no sólo lo que dice, sino también escuchar la emoción y el mundo que hay detrás de lo que dice. Ser capaz de ampliar el mapa de la persona y ayudarle a que encuentre nuevas alternativas que antes no podía ver. Ser humilde, porque la respuesta está en la persona, no en el coach. En definitiva, saber motivar y apoyar a su cliente para que este se atreva a traspasar sus límites.          

 

 P: ¿Cómo podría un empresario/directivo, distinguir entre un coach y una persona que “vende humo”?

 IS:  Hay muchas maneras de hacerlo.  Lógicamente, lo primero es conocer el C.V. del Coach: dónde ha realizado sus estudios, qué otras especialidades tiene, años de experiencia, recomendaciones de otros clientes.  También, creo que una primera entrevista de contacto es muy importante ya que en ella, a parte del C.V., el empresario podrá detectar si tiene o no sintonía con ese coach en particular, si ese coach le inspira confianza. Estos aspectos son fundamentales para un fructífero desarrollo del proceso.       

¿te gustó el articulo?

Hazte follower en Twitter o amigo en Facebook.


Se el primero en comentar este articulo


Registrate aquí para poder comentar este articulo